27 de febrero de 2008

Marha Perotto (Cuento)

PUERTAS ABIERTAS

El desierto calcinado por el sol. Una larga fila de carretas, un doloroso gusano que se retuerce para seguir la huella. La gente que trae hace pesar más los carros con su carga de dolores, de sueños, de esperanzas.

Pesan las carretas y pesa el día. El mismo paisaje se desliza a los lados, al frente, atrás. Como si en cada paso no hubiera avance y se caminara siempre para quedar en el mismo sitio.

La vieja del cigarro guía la carreta como un hombre, a grito y látigo. A puro puño sujeta las riendas y guía las mulas. Sabe que se ha ganado el respeto de los gauchos que se mueven a caballo por los flancos.

A cada salto en las desigualdades de la huella, suena un grito bajo la precaria lona. Hay una mujer joven que va a dar a luz.

El paraje es peligroso; hay que llegar a la posta. La mujer lleva ya un día de dolores de parto.

Para todos, ese sufrimiento es como el viaje: no se le ve el fin. La mujer, dulce y frágil, ha abierto un resquicio de ternura en el corazón endurecido de la vieja, para ella y para el que va a nacer.

- ¡Hembra habrá de ser! Hay demasiado macho por estos lados. - se dice entre una pitada y un salivazo.

- Es mucho hombre usté, doña Soledá.

- Mucha mujer, m'hijo, que se hizo fuerte porque ustedes no apechugan con lo que les toca.

Eso lo dice pensando en la chica de la carreta, preñada y abandonada a su suerte; que se coló en la caravana ocultando su embarazo.

Y ahora... el jefe no quiere detenerse en un lugar peligroso ni por la vida de ella ni por la del niño.

"¡Adelante!" "¡Arre!" "¡Vamos!" es la única consigna válida, la única razón de ese camino: llegar.

Ante un grito más desgarrador, la vieja llama:

- Eleuterio, conducí vos.

Él, que anda siempre cerca, ata el caballo al carro y sube al pescante. Toma las riendas. Las mulas notan el cambio de manos y aflojan algo.

- Manténgalas, amigo, v'ía ayudar a la chica.

- Vaya tranquila, doña Soledá, no seré como usté, pero me laj` arreglo.

- ¡Menos charla y más fuerza! - y se desplaza al oscuro interior lleno de polvo y olores diversos, pero no más fresco.

- ¿Qué pasa, m'hija?

- No quiere nacer... debe saber lo que le espera.

- Dame la mano, ¿qué sabís vo? ¿Conocés la cordillera?

- No - se retuerce - cuénteme de nuevo. ¿Cómo es?

- Verde, lleno de árboles y con agua por todos lados.

- ¿Y las montañas?

- Son altas y tienen la punta blanca... por la nieve, ¿sabís? Es fresco... La tierra es negra, y se te deshace entre las manos.

La mujer vuelve a retorcerse. Es un dolor largo y profundo que separa los huesos y abre camino para el nacer.

- Se hace muy duro, doña Soledad, se hace muy largo.

La vieja se enternece frente al dolor de la chica y piensa, en su sabiduría que procede comparando, que los partos se destraban cuando se franquean las puertas, cuando se abren las cerraduras; pero ahí, en esa pampa abierta, no hay puertas, sólo espacio. Y rumia, mascando su cigarro, en los misterios de la vida y de la muerte mientras humedece la cara transpirada de la mujer; cuida cada gota de agua como si fuera un tesoro.

Y de golpe lo ve clarito: el desierto es una puerta gruesa y dura que hay que cruzar... y la otra puerta está en la cabeza de la chica, que sufre por traer al mundo un hijo "fuera de la ley". Y se le antoja que si esas puertas se abrieran, también se abriría la puerta del cuerpo y el niño nacería sin problemas. Y pone en práctica su solución. Le habla como nunca lo ha hecho antes en esa tierra parca y le hace ver lo abierto del futuro y la esperanza. Parece que la joven, entre ayes de dolor, no le atiende, sólo parece. A través de las palabras, la vieja transforma la realidad. Y la fuerza de sus manos pasa a las de la otra; se percibe como el coraje le va penetrando en la sangre para que las puertas se abran.

Los gauchos se desatan en una carrera festiva cuando el llanto del niño sobrepasa las fronteras de la lona. El alivio de la madre se contagia y rueda de carreta en carreta hasta llegar a los que guían la tropilla al fondo y las nuevas vuelan por el aire lleno de polvo y de sudores.

La vieja, en la parte trasera de la carreta, acuna al recién nacido. Y ante la muda pregunta de los jinetes, les anuncia:

- ¡Hembra! - y muerde con orgullo su cigarro.


14 de febrero de 2008

FM Paraíso

NOMBRE DE LA EMISORA : FM PARAISO 42 95.5 MHZ
DIRECCIÓN CALLE PALADINO Y LAS LILAS S/N EL HOYO - CHUBUT CP 9211
Teléfonos 02944 471208 // 15485414


13 de febrero de 2008

FM La Otra

NOMBRE DE LA EMISORA - 107.7 FM La Otra

DIRECCIÓN Ruta 16 - Km. 10 - Lago Puelo - Chubut

Teléfonos 499349

Correos Electrónicos - fmlaotra@yahoo.com.ar

La programación 2008 dará comienzo en marzo


Cable Visión Sur


CABLE VISION SUR
Sarmiento 2910
02944-492063 / 455017
( no tenemos servicio social, solamente leemos algunos comunicados de escuelas e instituciones en el noticiero local que se emite de 20 a 21:00 hs y se repite a la hora 23:00. gracias.


RADIO EL BOLSON


NOMBRE DE LA EMISORA: Radio El Bolson 106.7

DIRECCIÓN:Mariano Moreno y Angel del Agua (El bolson)

Teléfonos:(02944) 493800 / 498650

Correos Electrónicos:radio@elbolson.com
radioelbolson@hotmail.com
Visitá nuestro Blog: radioelbolson1067.blogspot.com


programación:
Lunes a Viernes
08:30 a 12:00 La Mañana Informativa. Noticiero con Movil de exteriores
15:30 a 17:00 Radiomix. Programa musical variado. Saludos y llamados al aire
17:00 a 20:00 Para Mañana es tarde. Magazine informativo musical
20:00 a 22:00 De regreso a casa. Musical latino e internacional. Tendencia
retro.

Horario de mensajes de la comunidad:
Lunes a Domingo 08:15 Hs Comunicados
12:15 Hs Comunicados
18:00 Hs Comunicados


Radio Nacional

FM 92.3 Y AM
Av. San Martín y Paralelo 42 - El Bolsón - Río Negro
Tel. 02944 492-350
Correo E: lra57@elbolson.com


10 de febrero de 2008

MEDIOS DE LA COMARCA

EL BOLSÓN
(en paciente construcción, los vínculos corresponden a los medios que remitieron sus datos)

Cable Visión Sur - TV por cable

FM Alas - 89.1 MHZ
FM De la Tierra - 100.1 MHZ (Cuesta del Ternero)
Radio Nacional - LRA 57 - 92.3 MHZ
Radio Fenix
Patagonia Andina - 93.3 mhz
Radio Activa - 97.1
Radio El Bolsón - 106.7

LAGO PUELO

FM de los Cerros - 90.5 MHZ
FM Malón - 101.7 MHZ
FM del Bosque - 104.1 MHZ
FM La Otra - 107.7

EL HOYO

FM Paraíso - 95.5 MHZ
FM El Hoyo - 105.5 MHZ

EPUYEN

FM Focus - 99.9 MHZ

CHOLILA

FM Cumbre

EL MAITÉN


9 de febrero de 2008

MENSAJES DE TEXTO GRATIS

Ahora no tenés excusa:
Mandanos un mensaje de texto al 2944 598540, es gratis. También podés mandarle a tus amigos desde aquí.


Envio de mensajes a celulares (mensajes de texto), Ringtones y Trucos para celulares


5 de febrero de 2008

La montaña de Mahoma

Estamos preparando para el otoño - invierno, un equipo de lectores que puedan llevar los libros, anque la lectura de ellos, en distintos centros como ser, Hogares de ancianos, comisarías, hospitales, guarderías y otros lugares donde se nos solicite. Si estás interesado, anotate, mandanos tu mensaje a labiblio@gmail.com o acercate a la Biblio, de 9 a 18 y 30. Y si se te ocurre algo, vamos que lo hacemos juntos.


1 de febrero de 2008

Homenaje a Don Atahualpa Yupanki (fotos)



Andrea Salazar, Voz Nacional

Muchos saben que la radio tiene su encanto, su magia, sus misterios. Los que hacemos radio, sabemos que ella no se ve, pero se siente. El que escucha se imagina los lugares que narran los conductores, se hacen una idea de sus caras y, por lo general, solemos desilusionarnos cuando conocemos al propietario de esa voz que nos acompaña todos los días desde el receptor.
No será el caso de Andrea, nuestra querida locutora de Radio Nacional, que nos brinda su calidez e inocencia cada mañana. aquí se la presentamos a los que no la conocen personalmente, aunque para los lugareños es cara conocida, nacida en estos pagos, su voz es irradiada en Nacional desde hace varios años.


Horacio Moscovici con su tema

Cada loco con su tema...

El Mosco, nuevamente con nosotros. Grandes y pequeños, maestros y amateurs, de acá y de quién sabe donde, todos los músicos se dan cita en la Plaza Pagano o Debajo del Sauce Llorón de la Biblioteca Sarmiento con el pretexto de pasar la gorra y de paso, entregar su corazón en forma de música. Acá vemos al maestro, con su flauta dulce con la cual, nos enrosca la víbora para llevarse el amplificador.
Un grande entre nosotros, no lo vas a poder creer cuando lo veas desparramar notas sobre su piano eléctrico en el corazón de El Bolsón.