17 de diciembre de 2007

Poesía Adolescente

Primer Concurso Comarcal
de Poesía Adolescente
“PREMIO NUEVOS POETAS”

Selección de poemas presentados por jóvenes de la Comarca Andina del Paralelo 42º 2007


Consagración de “NUEVOS POETAS” en El Bolsón

Dentro del programa de la VI Feria del Libro de El Bolsón, la escritora Silvia Rodríguez organizó el I Concurso Comarcal de Poesía Adolescente. Durante varios meses se promovió la presentación de poetas de 15 a 20 años, con la agradable realidad de contar con importante participación de jóvenes. Cuarenta adolescentes nos sorprendieron con sus poemas. El amor, la pena infinita ante la injusticia, el desgarro, la desesperanza, la fe en la Vida y el terruño, el arraigo aquí, cerca nuestro.
El jurado compuesto por los escritores y profesores: Damián B. Berón, Gloria Estrada y Eugenio Siccardi llegó al dictamen de selección de cuatro jóvenes de la comarca, quienes fueron premiados por su bella poesía durante la Feria del Libro. A todos ellos los vimos nacer y crecer en las calles del pueblo. Hijos de queridos vecinos, ahora son magníficos poetas por sí mismos por su alma, por su ternura, esa, la que nos hace bien a todos.

Cuatro entre todos se destacaron por su amor a la palabra: Auca Sepúlveda del Toro, Surya de Oro, Anita Lañín y Simón Manuel, atesoran la fe en el hombre, en lo que significa la palabra como herramienta misteriosa para darle sentido a la vida. Para llegar a esta decisión se preseleccionaron distintos poemas.

Gracias a la labor promocional de la Comisión de la Biblioteca Sarmiento, en especial de la profesora Martha Perotto y la Dra. Teresa Hube, hemos armado el pequeño libro que guarda el recuerdo y la ternura de estos adolescentes pioneros de los que en los próximos años continuarán endulzando el pueblo con su sensibilidad. En homenaje a los 75 años de la Biblioteca Sarmiento hemos querido compartir con el pueblo estas poesías.

Palabras del Jurado compuesto por Gloria Estrada, Damián Bruno Berón y Eugenio Siccardi

La poesía no sólo es emoción, sentimiento, vuelo; sino bien una imbricación con las formas expresivas, estéticas y rítmicas que cada uno asume, a partir de un trabajo interno; tomando decisiones.

Al contrario de la prosa, la búsqueda poética no apunta a encontrar significados, es decir, un significado común, que pueda ser entendido por todos.

Lo que buscamos es que nuestras palabras tengan un “sentido”, y probablemente habrá un sentido diferente para cada lector.

Estos sentidos, estas relaciones subyacentes entre las palabras, son las que generan las chispas que producen el fuego milenario y salvaje de la poesía.

Los trabajos que ha escogido el Jurado son, los que a su criterio, se ajustan más por sus formas a expresar conceptos y sentimientos con mayor precisión, alertando al alma del lector. Con el ánimo de contribuir con los participantes, se señalan algunos aspectos que, surgidos de los textos, queremos comentar, haciendo hincapié de manera positiva para que sirvan sólo de punto de apoyo y de impulso para proseguir con tan bella tarea.

Primer Premio

Poema I


Nada existe menos verdadero que una verdad.
Toda certeza nos confunde hasta el punto de no desconfiar de ella.
Nadie recuerda como seguirá el mundo,
nadie sospecha la realidad.
Somos todos parte del mismo misterio.
Olvidé mis ganas de vivir cuando te fuiste
y al fin comprendí,
que sólo
lo Frágil
es eterno.

Auca Lihué Sepúlveda del Toro
Barrio Luján – El Bolsón
19 años


Segundo Premio

Lluevo como anochezco
Lluevo en mundos imaginarios,
mientras me despierta el sol,
con una suave brisa gris,
que por alguna razón me come,
pero yo disfruto de ella.
Comencé a nevar en pensamientos blancos,
lamentablemente los mismos de hace un rato.
Pero los dejé pasar.
Estallé y granicé de bronca.
No había lugar para uno más.
Anochezco tímida y sola,
pero amanezco con el Sol
y aquella brisa gris
que me come por alguna extraña razón

Surya Paz de Oro
Lago Puelo
18 años


Tercer Premio


La uña negra

miro de reojo
este azul alambrado.
y esa voz
vacía y perpetua
como caricaturas y pasado.
si miráramos desde el horizonte
el horizonte no es más horizonte.
y las pezuñas ásperas del amanecer
arañarían la burbuja.
un niño corre
arrastrando una lágrima.
o no.
masas de ondas y sonidos
van a buscarte
a tu andrajoso estadio de publicidad.
como si mezcláramos adiós y memoria
un estallido y la ausencia.

Ana Lañin
El Bolsón
16 años


Mención


Paciencia dolor, paciencia

Quieto, solo.
Comienzo de lo anterior
Repetición de lo futuro.

Tiempo? pasó
Amor, pasó?
Dirá el tiempo.

Final del ayer,
cautivo del mañana.
Cautivo de ti.

Esperando,
disfruto y añoro
tu espera

Simón Manuel
El Bolsón
16 años

Contemplación


Procedido entre tortuosos mundos,
sosegado hasta desvanecerse la matriz,
bregado impávido los más súbitos suburbios,
en la desdicha del despertar,
He de abismar el fin,
donde la esperanza sucumbe en la conflagración,
donde el emporio eclipsa el cielo azul,
y los abismos arden en la eternidad,

Aquí, donde se tiznan en la noche pálidas figuras que no reconozco,
donde vanos sobre cuerpos cruentos se ven platos desaseados,
y lúgubres se ven los rostros, sumidos en la penumbra.

Aquí, desde mi esencia marchita, lo siento...

Se ilumina tempestuosa bajo el cielo gris al despertar,
la ciudad que desfallece en la miseria,
donde en su meollo la existencia nace en aflicción,
y se alimenta de basura...

Yo la respiro, la como, la vomito...
El hambre me devora....
El hambre me duele...

Intentaré olvidar que vivo acá,
qué es ilustración, qué es cultural,
y esperaré a la sombra hasta fenecer,
junto al amanecer
que se perpetúa.

Luis Ubal
El Bolsón
16 años

Noches cerveza


Noches viajeras a estrellarnos con bellas mujeres, que visten la noche.
Hombres buenos, deliran cervezas y gustosos tabacos. Sobrellevando charlas de sobremesa.

Mujeres exóticas lucen sus piernas,
ansiando que alguien se les acerque, y les dibuje mariposas a sus oídos.
Sobre el escenario, diviso un negro tocando blues, desgarrándose en cada tono.
¿Por qué lo único que tenemos,
son estos bares Tristes?

¡Desoladores!
¡Devoradores!
Humeantes, de botellas tristes que chillan en las noche.
Noches cerveza,
Donde sólo se oyen copas chocar.
donde toda mujer es bella,
donde toda mujer puede socorrer, nuestro llamado de auxilio.
En estos momentos, es cuando recapacito, dándome cuenta de la soledad en la que vivo.
Observando de forma, Prácticamente Animal,
como la camarera me trae en una bandeja plateada,
sus senos semidesnudos.
Unos senos que me llevaré, para calentarme los pies, cuando me acueste.

Pedro Saad
Lago Puelo
18 años

Almas Prísmicas

Tú fuiste mi locura inspiradora
en todas aquellas tardes mías
sí, tan mías pero tan tuyas
tu última sonrisa me dictaba las palabras justas.
Tú fuiste mi caída libre
mi razón, mi excusa para mirar el cielo
y verte en toda densidad de estrella
tan radiante como nuestros primeros sueños.
Tú te enarbolaste como un verde despampanante
en medio del arco iris, haciendo ver como una coma
la familia solar y la familia marina
con nuestras bocas y ojos cósmicos
creamos un arco iris de catorce colores.

María Cristian
El Bolsón
19 años


Cuentos pobres


Con la distancia del que
se va primero…
Con la certeza franca de saberte lejos
con mi culpa hueca,
con mi andar cansado… de quererte tanto.
Con los cuentos pobres de tus viejos besos
y el sabor extraño de saber que pierdo.

Ana Luz Queipo
Villa Turismo – El Bolsón
19 años

Sentir


Sentir cuesta y lo que cuesta duele,
cansa y lo que cansa derrota.
Sentir, es vivir y confiar,
sufrir y soportar.
Muchas formas de vivir,
una forma de sentir.

Simón Manuel
El Bolsón
16 años

Laberinto

El laberinto se cansó
de que lo caminen.
Se cansó de ser refugio
y se puso a llorar.

Los hombres atrapados
en una libertad perdida
Tienen hambre de encontrar
Su nombre
y destruir su única esperanza
arrastran sus lenguas por aquel
suelo de plástico, sin vida.

Sus caras fueron carillas de desesperación.
Armaduras de hierro sin expresión.
La ansiedad los va comiendo.
Se van consumiendo,
mientras el laberinto, tristemente
llora…

Surya Paz de Oro
Lago Puelo
18 años


Poema II


Tanto extraño el porvenir que ya no puedo dejar de esperar.
En mi interior siento el ruido de los árboles
que desafían al viento
Cada instante se deshace ante mí como una metáfora incorrecta,
cada lugar en que estoy se hace efímero y desaparece
sin que el tiempo pase.
No creo poder sobrevivir otra tormenta,
no ahora que los fantasmas que habitan tu ausencia
me hacen compañía en todo momento.
No ahora que mi corazón está frágil
como una hoja seca.
Tus ojos ya no retienen mis lágrimas y aún así
el olvido… no se digna a tocar mi puerta
y llevarte consigo, nunca nada fue tan mío
como tu ausencia.
Llegué a pensar que no existía distancia capaz de separarnos
y sólo bastó un instante de duda.
Y aunque mi tiempo es tu momento
y mi ayer son tus recuerdos,
ya nada existe que me tiña el corazón.
Pero si el tiempo es un invento de los recuerdos
mi tiempo se colma de tu recuerdo
constante e infinito.

¿Y qué más?
Hoy sólo me resta,
desentenderme de la lógica que retiene mi angustia
y comprender que esta realidad
no es más que un concepto primitivo.

Auca Lihué Sepúlveda del Toro
Barrio Luján – El Bolsón
19 años

Sin Título

Tantas bocas silenciosas,
tantas voces sepultadas
que callan…
Momentos de dolor. Tantas miradas perdidas
que no entienden tu pesar
y si tus ojos gritaran
no los escucharían,
aún así no lo harían,
pues nadie nos cree,
nadie nos ve…
Somos almas silenciosas
jugando entre las sombras.
Cuéntale al sol, él te escuchará,
de él proviene nuestra luz,
y él finalmente se extingue.
Cierra tus ojos y permítele gritar
todas las historias que tiene que contar.
Tras estos muros bulle la ciudad,
pero allí afuera, tampoco hay libertad
pues nuestros sueños son ahogados en llanto
y enterrados en mudas sepulturas
que tarde o temprano, los dejan escapar
dejándonos caer en el vacío,
sólo la oscuridad nos envuelve.
Tus gritos no se escuchan,
lloras, pero finalmente te rindes
y caes al suelo
con tus últimas fuerzas abres los ojos y enciendes la luz,
la luz de tu vida.

Alejandra Gaydou
El Hoyo
15 años

Publicación en homenaje a los 75 años de la Biblioteca Sarmiento Comisión de Biblioteca Sarmiento 2007