23 de enero de 2008

cuidado, libros sueltos

LOS LIBROS ESTÁN EN LA CALLE

Grande es la satisfacción de ver en la vereda de nuestra biblioteca una gran cantidad de puestos de compra-venta de libros usados. Los que aún conservamos nostalgias de las grandes ciudades, extrañamos la "romería" de las librerías callejeras, la gente agolpándose para ver y revolver cajas llenas de libros usados. Algunos que son el testimonio de una época, otros que han desaparecido del mercado, y el paseo literario obligado de la tarde, cuando el turista vuelve al pueblo. Pase por el frente de la biblio, adentro y afuera se respira vida.