30 de diciembre de 2010

CROMAGNÓN

Paso mi mirada por una y, cada una de las caras y te veo, me veo,
veo tantas caras conocidas, como lo tuya, como la mía.
Pasó tan rápido y sin embargo, eternizada, congelada y ardiente,
la gente, la rabia, ausente...
la mirada deambula en sus caras...
ni siquiera justicia, mitigar podrá tanta tragedia.

Enrique Carlos
2004 - CROMAGNÓN - 2010