10 de mayo de 2009

Gray Dorian y el Photo Shop

Un clásico de la literatura universal nos legó el controvertido Oscar Wilde, con su novela "El Retrato de Dorian Gray" ese joven hedonista que se mantenía bello y fresco, mientras su retrato en el desván iba envejeciendo y deformándose producto de su vida disipada. Hoy la tecnología nos presenta su opuesto: "El Retrato de Gray Dorian".


Hoy día la política nos involucra más a todos que en los nefastos tiempos de los gobiernos de facto, cuando el último grado de la Escuela Militar era el de Presidente.
Cuando nuestros profesores de Educación Democrática o Instrucción Cívica, se las veían en figurillas para explicar lo inexplicable, y hacernos comprender lo incomprensible.

El "arte de lo posible", esgrimen algunos políticos que usan ponchos reversibles y otros artilugios creados por la "asesoría de imagen", tan útiles para convencer/engañar a la gente.
- "Diga esto que va a quedar lindo", "Use un quincho que lo hace más joven", "Cite a Sócrates que los impresionará", etc, etc, etc.


SONETO

No entiendo a los que hablan de igualdad
aquellos que nacieron diferentes,
tan distantes del resto de la gente
Inconscientes de nuestra realidad.

aquellos que reclaman locuazmente
justicia, paz, trabajo y dignidad
pero no se les cruza por las mentes
ofrendar de su propio capital.

para hablar y arengar son eficientes;
nos conmueven con gran facilidad
al besar a los niños indigentes,

pero en realidad, solo son serpientes
gozando el paraíso terrenal
con el fruto prohibido entre sus dientes.




Hasta tienen a mano un Cirano de Bergerac que le confecciona los discursos, sin que les interese caer en las contradicciones que se dan entre lo que uno dice, con lo que dijo, hizo o pensó: El divorcio entre lo que uno es y lo que tendría que ser.

¿Cómo evitar caer en su trampa, si hasta ellos mismos se creen las mentiras? Han creado un imagen que no envejece, que no tiene arrugas, ni manchas en la piel, con una sonrisa eterna que no les frunce el cutis.

Pero en realidad, ellos envejecen, y se van deformando por los conflictos, las agachadas, las traiciones y la vergüenza.
!Oh, si pudiéramos ver el verdadero rostro de los que han sido redimidos por el PhotoShop de los asesores de imagen. Descubrir la verdad detrás del discurso elaborado por otros, arquitectos de lo que el pueblo quiere escuchar y no de lo que harán realmente.

Detrás de estas "Divas" de la política, están los cortesanos, los que decoran de opulencia su entorno, los aduladores de siempre, los que cuidan su quinta a la sombra del caudillo. Los "Espejo, espejito", siempre dispuestos a devolver la imagen "tuneada" a la real, la que no es triste pero que no tiene remedio (Nano Serrat).

Pareciera que cada dos años, y con más potencia cada cuatro, esta fauna entra en celo, y con sus feromonas de campañas, salen a buscar preñar a la gente de esperanza con el objeto de preservar su especie otro período.

Y cuando menos te lo pensás, caes en sus garras. Y por más que pretendas excusarte luego con: "Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen", o el tan remanido "Yo no lo voté", pagarás a crédito, aún hipotecando el futuro de tus hijos, tu inocencia.

Pero estas reflexiones no son solo para vos y para mi, para pensar la próxima vez a quien votar, si en definitiva pareciera que la democracia para algunos, es elegir quién te va a defraudar. Esta reflexión es para el político, o para el que esté tentado a serlo. Para que se vacune contra las "aparentemente" inevitables enfermedades del trabajo que son: Corrupción, Totalitarismo e Inacción.

Pueden tener su retrato en marco de oro, con sonrisa amplia y gesto generoso, pero mientras sigan ocultando en el desván la verdadera y desfigurada cara de la realidad, habrá un enemigo del pueblo suelto por ahí.
Enrique Ameijeiras