18 de agosto de 2009

ALFREDO FALABELLA

clip_image003

ALFREDO FALABELLA

24/08/ 2008

EL PERIODISTA DE LA CULTURA

Este agosto de 2009, mientras transitamos la retrospectiva en Casa de la Cultura se cumplirá un año de quien en vida fuera un inquieto difusor y editor de las producciones culturales de El Bolsón. Amigo de todos, Alfredo tuvo en su pluma una permanente disposición al arte a través de su histórica publicación Auquín.

La Cultura:

Por Alfredo Falabella, escritor de El Bolsón

La cultura es un bien social invalorable. Un hombre, un pueblo, un país pueden ser limitados en sus recursos o en bienes de transacción material, pero si son cultos, es decir, si han estimulado y asimilado los conocimientos de las ciencias y de te artes, si han sabido sacar provecho de las experiencias humanas, ya en sus tradiciones, epopeyas o historias si, a fin de cuentas, han sabido explotar las riquezas de la sensibilidad y el saber ello son, que dudas caben, mas libres, mas dignos y autosuficientes.

La Argentina tiene un inmejorable posicionamiento internacional por vanos ítems: recursos naturales, condiciones geopolíticas particulares, fusión de procedencias étnicas, extensiones inexploradas, etc.

Pero tal vez el mayor recurso nacional radique en la cultura subyacente de sus habitantes. Ocioso sería en esta ocasión enumerar los múltiples nombres de hombres y mujeres argentinas que se destacaron en algunas de las ramas del arte, de la ciencia, de la filosofía, fomentando y fermentando vitalidad en una constancia creativa e innovadora en cualquiera de las disciplinas conformando el corpus de la cultura. Mas allá de la desproporcionada y deliberada promoción de la "cultura chatarra" --permítaseme esta expresión- que invade por distintas razones a los medios de comunicación masivos, y la escasa (a veces nula) participación del estado en la asistencia y promoción para con los hacedores de cultura, aún así es muy llamativo ver en la comunidad nacional múltiples, diversos, encomiables ejemplos individuales y colectivos por expresar, por crecer, por crear, por cultivar el alma a través del arte, la ciencia, las expresiones audiovisuales, el libro, en fin la espiritualidad y el sentimiento de pertenencia a una comunidad.

Y, oh! Paradoja, en la angustiosa crisis económica que vive y estoicamente soporta nuestro país, es notable observar entre nuestros conciudadanos- por supuesto de manera mucho más numerosa entre los jóvenes- la vocación por aprender y desarrollar un arte, un oficio artesanal o una actividad cultural que colectiva o individualmente les sirva como refugio y a la vez, como posibilidad de realización y crecimiento.

Finalmente, colegas de la comunicación debieron asumir con valor, como ocurre en toda redacción de diarios y periódicos, la fecha que nosotros traemos como recuerdo y homenaje a este querido periodista de El Bolsón. Así escribieron la noticia aquel 24 de agosto de 2008.

Falleció hoy un querido y prestigioso escritor de la Patagonia: Alfredo Falabella

El deceso se produjo en Capital Federal, donde el periodista se encontraba internado en grave estado de salud. Residente en El Bolsón, Río Negro, Patagonia, Alfredo Falabella fundó la revista Auquín, llegando a ser esta la más prestigiosa de la región andina y con distribución nacional. En dicha publicación se abordaban poli temáticas y desde una perspectiva crítica cultural.