18 de agosto de 2009

Reinaldo Antúnez

image

Reinaldo Antúnez

Las obras de este gran artista autodidacta fueron utilizadas en portadas de revistas de actualidad a mediados del siglo pasado.
Identificaban claramente el ambiente natural de la región.
Su gran dedicación lo convirtió en el pintor de su época en la zona de los lagos.
Lo caracterizaba cierto sustrato épico en sus imágenes de la cordillera y precordillera patagónica.

En la Patagonia conoció a la que sería su compañera hasta el último día de su vida: Antonieta Marchiori.
Ella era la pianista en una orquesta de señoritas., Antonieta con el correr de los años se dedicó también a pintar disciplinadamente, pero no fue una paisajista.
Lo suyo estaba cerca del expresionismo centroeuropeo, muy influenciada por su maestro Toon Maes.

Antúnez fue amigo de Di Taranto, Vicente Forte, Benito Quinquela Martín, Enrique Policastro, Antonio Berni, Semino, Cinti, Antoniadis, Chareum, Juan Rimsa, Dell'acqua, Américo Panozzi,Lorenzo Molas y Juan Carlos Castagnino, que estuvo en su casa de Bariloche unos días antes de morir.

Dueño de una paleta vigorosa, sus contemporáneos  admiraron especialmente sus paisajes de Esquel, Bariloche y alrededores.
Fue amigo de Benito Quinquela Martín y Juan Carlos Castagnino. Este último lo visitó en diversas oportunidades en su domicilio, cuando Reynaldo vivía en Bariloche.
Artista autodidacta, nació en Jeppener, localidad de la provincia de Buenos Aires, el 12 de agosto de 1911. Su familia se trasladó a Lanús cuando era un niño, allí curso sus estudios primarios, demostrando permanentemente sus grandes condiciones para el dibujo y la pintura.
Una gran dedicación hizo que se destaque con sus trabajos en la escuela.
image image image

En su adolescencia recibió las primeras lecciones de arte, en el taller del maestro Santiago Navarro, interiorizándose de los principios básicos de la pintura. En el descubrimiento del color y la forma también fue guiado por el pintor Indalecio Pereyra.
En 1932 se hizo frecuente su presencia en clases de la Mutualidad Estudiantil de Bellas Artes. Participó en una exposición en salones de esta entidad en 1933, lo que significaría la presentación pública del artista, y también el comienzo de una vida dedicada a la pintura.
Participó desde entonces en varios salones, recibiendo numerosos premios.
Presentó obras en la Municipalidad de Buenos Aires, Lanús, Esquel, Bariloche, Bahía Blanca, Rosario, La Pampa, etc. También en el Salón Nacional de Bellas Artes y en el Salón de la Comisión Nacional de Cultura.
Antúnez recorrió el norte del país muy relacionado a pintores locales. Capturó numerosos paisajes y escenas costumbristas de Catamarca, La Rioja y Córdoba. Pero lo mejor de su producción pictórica está en las imágenes de Neuquén, Chubut y Río Negro; en la zona de montaña.
En la madurez de su lenguaje plástico, con gran riqueza de matices cromáticos y dedicación a la pintura, se instaló en Bariloche. Con los años, la ciudad de los lagos lo adoptó como uno de sus grandes paisajistas.
Dos obras suyas se hicieron merecedoras de premios importantes. Ganó el primer premio en el Salón de Bariloche, en 1952, y el primer premio del Salón Regional, en 1959.

Reinaldo Antúnez falleció el 7 de agosto de 1977.